Valkirias

Son quizás las féminas más conocidas de la mitología escandinava, las vírgenes guerreras enviadas por Odín a rescatar a los caídos en batalla para conducirlos al Valhalla, donde preparan las mesas y les escancian la hidromiel: Gugr. Rota, Norn, Skuld y otras cinco desempeñan esta función, siendo la más conocida Brunilda, que por desobedecer a Odín perdiese la inmortalidad y fuese desposada por Sigfriedo, el hombre sin miedo, como se relata en la leyenda de los Nibelungos. Los guerreros del Valhalla, los Einherjar, esperan la llegada de la Batalla Final, alimentándose de la carne del jabalí Saehrimnir.

Cada día lo cuecen y a la tarde está entero.

Un héroe a punto de morir sabe que una valquiria vendrá en su búsqueda para llevarlo a la morada de Odín, lo que lo hace feliz. Los nórdicos consideraban una vergüenza morir de vejez o enfermedad, pues eran un pueblo valiente y guerrero, si llegaban a saber que iban a morir sin combatir entonces ellos por si solos se hacían heridas en el cuerpo con la esperanza de que Odín los aceptara como guerreros héroes.

A diferencia de todos los demás paraísos prometidos por las religiones del hemisferio oriental- su atractivo, su placer prometido (además de estar en presencia de Odín) era estar en compañía de los correligionarios, comiendo y luchando, alternativa e incesantemente. Nunca se habló de placer sensual que no fuera banquete, o lizas con heridas que restañaban automáticamente, al llegar de nuevo la hora de comer.

Estaban las nueve robustas y sanas Valkirias, las virginales amazonas de la guerra, despojadas de sus armaduras y vestidas de blanco, para cumplir con su único deber: atender a los comensales, Ilevándoles fuentes llenas de tajadas de jabalí y jarras de hidromiel, para que renovasen fuerzas y se pusieran a combatir a fondo, sin rencor, hasta que les llamaran para la cena.

../../_images/valkyries.jpg

Las Valkirias como diosas menores

Snorri Sturluson considera a las Valkiriras, en la misma categoría que las diosas menores, pues comenta tras hablar de las Asynyur:

Hay otras a las que les corresponde servir en el Valhalla, llevar las bebidas, tener l amesa dispuesta y mantener las jarras llenas.

Estas gentes se llaman Valkirias. Odín las envía a todas las batallas, donde eligen a los hombres destinados a morir y deciden quién obtendrá la victoria. Gúdr, Róta y la menor de las Nornas llamada Skuld cabalgan siempre para seleccionar los muertos y ordenar el combate.

Algunos de sus nombres son: Hacha del Tiempo, Furiosa, Guerrera, Hierro de Hueste, Destructora de Planes, Portaescudo, etc, su apariencia se asemejaría a la de las amazonas. Ellas podían “ordenar la lucha” y desidir la victoria y la derrota. La diosa Freya también tiene sus Valkirias a quienes comanda.

El significado del nombre Valkiria, es “seleccionadora de los que murieron violentamente” no es privativo de las lenguas escandinavas puesto que se presenta también en inglés antiguo con la forma Wälcyrge (walcyrge, walcrigge). Hay también una locución escandinava, Kyósa val, “elegir a los matados”, cuyo significado no se conoce con certeza.

Snorri Sturluson en el Edda en verso describe a las Valkirias como un tipo doméstico de mujer belicosa, que tanto sirve bebidas en la morada como cabalga espléndidos corceles, armada de punta en blanco, en los terrenos de lucha. El Grimnismal incluye una lista de las Valkirias y explica cómo llegan los héroes al Valhalla sin la intervención de estas, la conclusión a la que llegamos es que ya en esa época había opiniones diferentes a cerca de cómo llegaban los muertos al lugar de elección.

Los Glosarios rimados o Zulor ofrecen otras dos listas de nombres de valkirias; la primera contiene nueve, relacionados al parecer con los hados o Norns, y en la segunda veitinueve. En ambas se dice de ellas que son las Valkirias o Doncellas de Odín; su íntima dependencia de él y su cabalgar por tierra son significativos.

El Hákonarmál, que se supone compuesto más de treinta años después que Beowulf , es más fiel a la antigua concepción de las valkirias.

Su protagonista, el rey Hákon el bueno, era hijo adoptivo del monarca inglés Athelstan, el vencedor de Brunanburg. Le mataron los hijos de Gunnhildr. En el poema Göndul y Skögul reaparecen como Valkirias que le conducen al Valhalla personas dignas y nobles, armadas de punta en blanco, montadas en altos caballos, dirigiendo la lucha a tenor de las órdenes de Odín. El Hákonarmál empieza: El Padre de los Dioses envió a Göndul y Skögul a elegir un campeón regio, del linaje de Yngvi, que entrase al servicio de Odín, valiente en el Valhalla.

Se da la batalla y Hákon recibe una herida mortal: El rey estaba con la espada desenvainada, el escudo mellado y la coraza perforada. Muy poco alentaba el espíritu de los destinados al Valhalla. Göndull habló, dijo apoyándose en su lanza: “El ejército de los Äsir crece, ahora Hákon con una gran hueste es enviado a los Poderes celestiales.” Vencido, el soberano oyó a las Valkirias charlando en sillas de sus caballos, bizarra prestancia tenían bajo los cascos, con los paveses al hombro.

Hákon dijo: ¿Por qué, Skögul, así mudasteis ayer la lucha? ¿No merecimos otro trato de los dioses? Skögul respondió: Así lo dispusimos; que tú ganaras el campo y que tus enemigos huyesen. Pero las dos debemos galopar al verde solar divino -gritó la poderosa Skögul-Odín ha de saber que un gran rey acude a verle cara a cara.

En Helgakvida Hyörvardssonar 17. Aquí las doncellas no eligen a los muertos, sino que desempeñan un papel de custodios, llevando a buen puerto las naves de Helgi: había tres naves en fila; una doncella cabalgaba al frente, calado el casco y blanca por completo; al encabritarse sus caballos, de sus crines se desprendían rocíos para los profundos valles, granizos para los bosques altos, donde los hombres tienen sus cosechas.

Hlökk (Gritadora) Göll (Aulladora) y Skögul (Furiosa)

La crudeza de las Valkirias es mucho más acusada en el poema escáldico Darradarlyód, el lay de los Dardos, en el que las Valkirias tejen la trama de la guerra, este poema es relativamente tardío debió ser compuesto después de 1014 fecha de la batalla de Clontarf, a la que se refiere.

Las Valkirias que se llaman así mismas amigas de Odín, cuentan el poema, hablan de una amplia urdiumbre, tejida sobre lanzas, en las que pasan una trama roja. el tejido victorioso gotea sangre “llueve sangre”. La urdimbre se compone de tripas de hombre, lastradas con cabezas humanas, y las lanzaderas son flechas.

Las Valkirias, que tejen antes de que la batalla empiece, se llaman Hlidr, Hyörzrimul, Sangríd, Svipul, Gunnr y Göndul, y dicen con entera claridad:

Eige Valkyryor vigs um kosti: Nosotras las Valkirias, podemos ordenar la batalla, tras lo cual gritan:

¡Cabalguemos a lo lejos, a los lomos desnudos de nuestras monturas, empuñando las espadas!

Table Of Contents

Previous topic

Dioses

Next topic

Normas

This Page