Introducción

La mitología nórdica no difiere de las mitologías mas conocidas griega y latina, presentando con ellas bastantes puntos en común, como la existencia de un panteón de dioses, héroes y leyendas, monstruos que son la encarnación del mal, y una forma peculiar y especial de explicar el mundo y el origen de la humanidad, cada cual adaptada a la zona geográfica que ocuparon sus habitantes.

Esto es especialmente relevante en la mitología escandinava o germánica, donde por la rudeza de la climatología, donde el hielo y el frío invernal son comunes en el día a día de sus gentes, marcando así una forma de vida diferente a la de otros pueblos de distinta latitud.

Así veremos que en la creación del mundo nórdico, el choque entre fuego y hielo, frío y calor es parte esencial, como los dioses de Asgard representan la luz y el calor y los gigantes de hielo son los que representan el ocaso y la muerte. La principal fuente de conocimiento que tenemos sobre la mitología nórdica son las Eddas, dos agrupaciones de textos mitológicos, religiosos, heroicos y poéticos que datan en el Codex Regius que los conserva del siglo XIII. Las fuentes de la mitología nórdica son (principalmente) las Eddas, la Edda Mayor y la Edda menor. La Edda Mayor, que es también la más antigua, es una colección de poemas anónimos. El idioma es islandés y data del año 1000 o incluso antes. Se pueden dividir los poemas en dos grupos: poemas míticos que hablan sobre la creación y el fin del mundo, y los poemas heroicos que hablan principalmente sobre Odín y Thor.

La Edda Menor es también llamada la Edda de Snorri Sturluson quien lo escribió alrededor de 1220. Es un manual de poesía para los escaldos. Consta de tres partes:

  • Gylfaginning es una descripción de la mitología, es decir el mito de la creación del mundo, de los dioses y de sus vidas. El propósito de contar los mitos era dar a los escaldos la base de su poesía.
  • Skáldskaparmál es una presentación sistemática del lenguaje de los escaldos, y contiene asimismo muchas citas de poemas de escaldos denominados y anónimos.
  • Hattal significa registro de metros. Consta de un poema de 102 estrofas, cada una con su propia peculiaridad métrica o lingüística, mostrando así las reglas del lenguaje poético.

Parece ser que estos poemas (que en su momento eran aprendidos de memoria por los poetas, al no existir cultura escrita, y en los que se encerraba todo el saber de un pueblo) eran utilizados en ceremonias iniciáticas de la pubertad a la edad adulta. El neófito debía identificarse con la figura del dios protagonista (Odín era el que tenía mayores connotaciones chamánicas) y pasar por las pruebas que el dios había establecido y superado. La Edda en verso contiene no sólo poemas referentes a los dioses sino a grandes héroes vikingos, son las famosas “Sagas”, siendo las más populares la de Egil Skalagrimson o la de Erik el Rojo, cuyos hijos llegaron a las costas americanas antes que Colón.

El poema más famoso de las Eddas es el Voluspá, o Profecía de la Vidente. considerado por algunos como una elegía al mundo pagano que desaparece, trata del interrogatorio de Odín a una bruja muerta a la que resucita para que le informe sobre el destino (que no crepúsculo) de los dioses, el Ragnarök.

La Vidente comienza a narrar el origen del mundo, ordenado por los dioses, las distintas criaturas que lo habitan y el final de este ciclo del mundo así como el nacimiento del siguiente. Otros poemas de las Eddas son “El discurso del Altísimo”, “los Sueños de Balder”, “El viaje de Skirnir”, “El Cantar de Harvard”, “Los sarcasmos de Loki”, etc…

Contexto Histórico

Note

Este contexto histórico forma parte de un artículo (también incluído parcialmente en esta documentación) de Tor Åge Bringsværd.

La ruta del Norte – Norway, Norwegen, Noruega – siempre se ha considerado difícil de encontrar, ardua de recorrer y llena de peligros indecibles. Para los escritores de la Antigüedad, era Noruega un país de fábula, una tierra mítica – Ultima Thule – habitada por bárbaros salvajes y poblada por seres extraños y fantásticos.

En el siglo IV a.C., el griego Piteas describe un lugar donde, aparentemente, no rigen las leyes de la Naturaleza, y la tierra y el aire se juntan y todo parece flotar alrededor, libremente. El famoso historiador Herodoto se lamentaba de que era poco menos que imposible contar algo sobre los países nórdicos porque, simplemente, allí no se podía ver un palmo delante de la nariz, debido a las blancas plumas que constantemente soplaban en el rostro de la gente: El aire está plagado de tales plumas – dice Herodoto – y la tierra enteramente cubierta por ellas… Probablemente, esta observación debiera entenderse como un intento, algo desafortunado, de describir un meridional una tormenta de nieve. No obstante, también es verdad que, en Noruega, siempre ha habido nieve y hielo de sobra. Gran parte de nuestro país está situado al norte del Círculo Polar, y aunque los glaciares se retiraron de esas regiones hace muchos milenios, la última glaciación duró más tiempo en Noruega que en la mayoría de otras zonas.

También el paganismo perduró más en el lejano Norte. Mientras que el resto de Europa se había convertido al cristianismo hacía casi un milenio, los noruegos seguían adorando a los antiguos dioses paganos.

Eran llamados vikingos, los hombres del Norte que, hacia el año 1000, asolaban las costas de Europa, sembrando el terror de Londres a París y hasta muy adentro del Mediterráneo; salvajes y despiadados “bárbaros” que no dudaban en saquear iglesias y monasterios… ¿No había nada sagrado para ellos? ¿En qué creían aquellos rubios depredadores?

En este artículo, nos proponemos trazar un bosquejo de la antigua mitología nórdica, basándonos en los Eddas, los grandiosos poemas sobre los dioses paganos compuestos (se desconoce su autor) hace más de mil años y preservados en manuscritos islandeses del siglo XIII.

¿Significan algo para nosotros hoy día, esas antiguas leyendas?

Mitos y cuentos nunca pasan de moda. Porque no se trata sólo de un “érase una vez…”, sino que hay una dimensión eterna, universal, que igualmente puede ser un “cada vez” o “siempre”. A nuestro modo de ver, la antigua mitología escandinava es, simplemente, uno de los intentos más fascinantes, sugestivos y originales jamás realizado de representar nuestra realidad interna y externa: captar la vida, la existencia humana en palabras e imágenes poéticas.

Table Of Contents

Previous topic

Bienvenido a Mitologias.net!

Next topic

El origen del mundo

This Page